POR EL EFECTO DE LA PANDEMIA EL PBI DE ARGENTINA SE DESPLOMARIA HASTA 10,1%

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alertó que, por efecto de la pandemia, la economía argentina puede desplomarse hasta 10,1%. Antes de la llegada del coronavirus al país, el mismo organismo sostenía que la caída iba a ser del 2%.

El impacto del virus en la actividad económica y del parate provocado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, generaron escenarios más que desalentadores para la Argentina.

La OCDE advirtió que el PBI del país descenderá hasta el momento un 8,3%, sin embargo prevé que si no se logra contener la pandemia y sucede una segunda ola masiva de contagios de COVID-19, el desplome sería en torno al 10,1%.

El fatídico escenario que presenta el organismo para el país fue publicado este miércoles en el informe semestral de perspectivas en el que prevé recién un alza del 1,7% para la primera parte del 2021, mientras que en la segunda la proyección es del 4,1%.

Para entender la dimensión de la crisis económica argentina, fue justamente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico la misma que en marzo de este año, en su análisis cuando aún no se sentía el impacto de la pandemia, había anticipado una caída de la economía del 2% del PBI para el 2020. El coronavirus agravó notablemente el panorama.

El presidente Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán (Foto NA)

El presidente Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán (Foto NA)

El organismo, con sede en París, señala que la demanda de los hogares se recuperará conforme se levante el confinamiento, pero permanecerá ahogada por los altos niveles de desempleo y la caída de los ingresos. En tanto, el futuro argentino está sujeto a la negociación que está llevando a cabo el Gobierno de Alberto Fernández con los acreedores: “Un impulso significativo de la inversión dependerá del éxito de la reestructuración de la deuda pública”, expresó la OCDE.

Con respecto a la gestión del Gobierno argentino para mitigar el impacto de la pandemia, el organismo considera que las medidas para controlar el COVID-19 y respaldar a hogares y empresas han sido “atrevidas y oportunas” y deberían retomarse en caso de una segunda ola de la pandemia.

Al día de hoy, en Argentina ya son 24.761 los infectados y 717 las víctimas fatales por coronavirus. Aunque la organización cree que las medidas de apoyo han sido útiles durante la actual emergencia, destaca que el espacio fiscal para un mayor refuerzo está muy restringido y que la monetización del déficit implica mayores riesgos de inflación.

La OCDE prevé una recuperación lenta, y sostiene que sin acceso a los mercados financieros, el Banco Central está contribuyendo a la financiación del déficit fiscal, lo que desencadena “presiones adicionales sobre la inflación y el tipo de cambio”.

¡COMPARTIR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *