EL SINDICATO DEL SEGURO FIRMÓ UNA REVISIÓN SALARIAL Y LOGRÓ UNA CIFRA RÉCORD

El gremio liderado por Jorge Sola acordó con los empresarios un 50% en tres cuotas, que en enero representará un 109,75% anual. Otros acuerdos similares que se firmaron.

El alza de la inflación tiene un reflejo cada vez más contundente en las paritarias: ahora, el Sindicato del Seguro firmó un acuerdo que llevará el aumento de sueldos al 109,75% en el período enero 2022-enero 2023, una de las cifras más altas pactadas en la actual ronda de negociaciones salariales.

El gremio que lidera Jorge Sola, secretario de Prensa de la CGT, logró reabrir el convenio salarial en las tratativas con el Comité Asegurador Argentino y rubricó un incremento del 50% en tres cuotas para el período septiembre-enero, que incluye el pago del 18% desde este mes, 20% a partir de noviembre y un 12% en enero próximo, cifras que permitirán superar el 100% anual a comienzos de 2023.

En un comunicado, el sindicato informó que un trabajador que cumple 7 horas de trabajo diario tendrá un piso salarial de 200 mil pesos cuando se termine de pagar el último tramo del acuerdo.

El avance de la inflación provocó una oleada de revisiones salariales en paritarias que ya habían sido firmadas. Una de las últimas fue la de Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), que encabeza Gerardo Martínez, quien acordó con los empresarios un 76% de aumento anual, que supera el 62% en 8 tramos que se había logrado en mayo pasado.

El acuerdo de la construcción contempla que a los incrementos del 10% en mayo, el 10% en junio, un 8% en agosto, un 8% en septiembre, un 8% en octubre, un 8% en noviembre, un 5% en enero y otro 5% en febrero se sumarán ahora un 5% en septiembre, un 5% en octubre y un 4% en noviembre, con un compromiso de revisar este último mes si hay un desfase inflacionario.

A fines de agosto, por su parte, se pactó la revisión de la paritaria más importante del país, que alcanza a más de un millón de trabajadores: la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), conducida por Armando Cavalieri, acordó con las cámaras empresariales del sector el otorgamiento de un adelanto en agosto del 10,5% que estaba previsto para enero a raíz del fuerte incremento de los precios, además de fijar una nueva revisión salarial para comienzos de 2023.

De esta forma, el sindicato mejoró la paritaria de este año, que se firmó en abril pasado y se extenderá hasta abril de 2023, con un incremento de su básico de convenio que eleva el piso salarial de $90.000 a $139.000, lo que implica un alza anual del 59,5%, que se pagará en siete tramos.

La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, cuyo titular es Alberto Fantini, también negoció a mediados de mes una cifra importante en concepto de revisión salarial para la rama carne roja, que llevó al 85% el aumento del período abril 2022-marzo 2023.

El acuerdo del sindicato y los frigoríficos contempla un adelanto en noviembre del 50% de incremento pactado para diciembre 2022 y una recomposición del 60% para enero 2023, 70% para febrero y 80% para marzo, porcentajes que, acumulados a marzo, representan un 85% de aumento.

Uno de los sindicatos clave que pidió reabrir su paritaria es la Asociación Bancaria, que lidera Sergio Palazzo: luego de que se conoció el último índice inflacionario del 7% en agosto, el sindicalista hizo el pedido correspondiente en una carta dirigida al ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

En mayo, Palazzo había acordado con las cámaras empresarias una paritaria anual del 60% en cuatro tramos, con dos instancias de revisión hasta fin de año.

En las últimas semanas, los gremios estatales firmaron con el gobierno nacional un aumento salarial del 60% para el período junio 2022-mayo 2023, con un compromiso de revisión en octubre. Sin embargo, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), encabezada por Hugo “Cachorro” Godoy, anunció un paro nacional, provincial y municipal también en demanda de un aumento salarial de emergencia, un incremento de la paritaria para compensar el alza inflacionaria, el adelanto de los tramos de enero y marzo de 2023 (de 10% cada uno) y el pase a planta de 30 mil empleados.

Otro de los incrementos más fuertes fue acordado por la Federación Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPEH), que lidera Antonio Cassia: contempla un alza salarial del 80% de aumento para los empleados de YPF y un bono de 100.000 pesos.

El aumento se pagará de esta forma: un 15% retroactivo a junio, un 10% en agosto, un 5% en septiembre y un 10% en octubre, mientras que el resto se completará entre noviembre y marzo y el bono será abonado en dos cuotas, en diciembre y en abril de 2023.

Comenta con tu cuenta de Facebook
¡Compartir Publicación!