AHORRISTAS ARMADOS RETIRAN SUS DEPÓSITOS DE LOS BANCOS

En medio de la crisis económica, ahorristas retiraron el dinero de sus depósitos bancarios por la fuerza y usando armas de fuego.
Numerosos ahorristas, incluyendo uno armado con un fusil de caza, irrumpieron en al menos cinco bancos del Líbano este viernes para reclamar sus ahorros, en un indicio del creciente caos económico que hay en ese país y ante un inminente “corralito”,
Los incidentes fueron los más numerosos en un día, y con ellos se incrementó la posibilidad de que más propietarios de los depósitos, desesperados, intenten sacar su dinero a la fuerza.
Reflejan también la ira de un sector de la población por los estrictos controles informales de los bancos sobre las extracciones de efectivo, derivados de la crisis financiera.
En lo que pareció un intento para reorganizarse y ganar tiempo, la Asociación de Bancos del Líbano dijo que todas las sucursales estarán cerradas por tres días, a partir del lunes.
Sin embargo, no estaba claro de inmediato cómo podrán los bancos o las autoridades frenar una posible ola de incidentes similares. Los ahorristas, que han decidido actuar por su cuenta, han disfrutado de amplia simpatía del público y la policía los ha tratado con relativa indulgencia.
Por otro lado, una ola de este tipo de irrupciones a los bancos pudiera desestabilizar más al Líbano y sus vapuleadas instituciones, en un momento en que la crisis económica se alarga sin que se le vea fin.
Desde que estalló la crisis hace tres años, la mayor parte de los ahorristas que tenían dólares estadounidenses han podido retirar dinero en libras libanesas a una tasa de cambio mucho más baja que su valor real. Las pérdidas son uno de los factores que han provocado que tres cuartas partes de los libaneses caigan en la pobreza y crezca la delincuencia.
En otro barrio de Beirut, un hombre con un fusil de caza entró a una sucursal del banco LGB y exigió se le pague el dinero que tiene depositado.
El individuo fue identificado como Jawad Slim, un excontratista con siete hijos que está desempleado desde hace meses.
Slim se entregó a las fuerzas de seguridad el viernes por la noche, luego que prometieran darle 15.000 dólares en efectivo y 35.000 en cheques que él puede depositar en otro banco y retirar, a una tasa más baja que la del cambio oficial.

Comenta con tu cuenta de Facebook
¡Compartir Publicación!