INTERNACIONALES

¿Y DONDE ESTA EL PILOTO?

Los pilotos de Air France que se fueron a las manos hacían un vuelo entre Ginebra y París y tuvieron que ser separados por los auxiliares. Un papelón.
Dos pilotos de la aerolínea francesa Air France fueron suspendidos tras protagonizar una insólita pelea en la cabina de un avión de pasajeros Airbus, durante un vuelo entre Ginebra y París.
El hecho tuvo lugar el pasado mes de junio pero trascendió en las últimas horas. La pelea habría comenzado luego de que el copiloto se negara a ejecutar una orden que le dictó el comandante poco después del despegue.
Uno de los dos implicados habló de un golpe involuntario, mientras el otro afirma que fue una cachetada. A partir de ahí se repartieron varios golpes. Otros miembros de la tripulación se dieron cuenta de que algo ocurría por el ruido y entraron en la cabina para separar a los dos pilotos.
De hecho, uno de ellos se quedó allí durante el resto del vuelo para evitar que volvieran a las manos en lo que restaba del viaje.
La noticia se conoció luego de que la agencia de investigación aérea francesa BEA emitió el miércoles pasado un informe crítico sobre la seguridad de la aerolínea. Según el reporte, algunos pilotos de Air France no están respetando las reglas durante incidentes.
El reporte se enfocó en un escape de combustible en un vuelo de Air France que iba de Brazzaville en la República del Congo a París en diciembre de 2020; los pilotos desviaron el avión pero no cortaron la electricidad a la turbina ni aterrizaron lo antes posible, como establecen las normas.
El avión aterrizó sin incidente en Chad, pero el reporte de la BEA advirtió que pudo haber ocurrido un incendio. Air France hace hincapié en su declaración en que “la seguridad de sus clientes y de los miembros de la tripulación es su prioridad absoluta”.

Comenta con tu cuenta de Facebook
¡Compartir Publicación!